Algueros de La Cebada serán protagonistas de su propio desarrollo

  • La Asociación Gremial de Algueros y Mariscadores Mar Azul de La Cebada firmó con Sernapesca, el quinto Convenio de Uso de Caletas en la región de Coquimbo, un acto de justicia con un sector históricamente alejado del alcance del Estado.

 

La Cebada es una caleta rural que se ubica en la comuna de Ovalle, en la que se realizan actividades pesqueras extractivas, de recolección de orilla y venta de productos en la playa, en una precaria infraestructura portuaria.

Desde que, en 1991, un grupo de pescadores logró conformar la Asociación Gremial de Algueros y Mariscadores Mar Azul-La Cebada, esta caleta ha albergado a buzos y recolectores de orilla de la localidad, cuya principal actividad se ha enfocado en la extracción de recursos bentónicos como locos, lapas y algas pardas.

Hoy, gracias a la Ley 21.027 o Ley de Caletas, dicho espacio costero conseguido a través de gestiones y esfuerzo, y en el cual históricamente los pescadores artesanales han desarrollado sus actividades, será administrado por ellos mismos de forma gratuita durante un período de 30 años, lo que les permitirá potenciar las iniciativas que ya realizan y también fomentar nuevos proyectos.

Alonso Acevedo, presidente de la Asociación Gremial Mar Azul-La Cebada, que representa a 36 socios que trabajan en la recolección de algas, manifiesta con emoción que “nuestros dirigentes han trabajado muy unidos por esta destinación, junto con Fepemach (Federación de Pescadores Artesanales y Buzos Mariscadores Independientes III y IV Región) y Sernapesca y varias otras autoridades. Estamos muy felices y damos las gracias a quienes han participado de este gran logro”.

Por su parte, el Delegado Presidencial Regional, Rubén Quezada, destacó que este Convenio es el resultado de un largo proceso de trabajo y que “desde este Gobierno estamos comprometidos a estar en terreno y entregar justicia a quienes no han sido escuchados desde hace mucho tiempo. Hoy ellos son titulares de su caleta, para generar desarrollo, para beneficiarse de su actividad productiva histórica”.

En una dirección similar, la Seremi de Economía, Fomento y Turismo, Pía Castillo, aseguró que “esta entrega es un acto de reivindicación, un acto de justicia social y dignidad con los pescadores artesanales, un sector que representa el 95% de los desembarques de recursos del mar de la región. Además, es un avance no solo para la actividad pesquera, sino que para el turismo u otras actividades conexas”.

Es importante precisar que, en la firma de los convenios, en el contexto de la Ley 21.027 o Ley de Caletas, las agrupaciones que hacen uso productivo de estas unidades reciben desde Sernapesca, la destinación para la administración de sus caletas.

Cecilia Solís, directora regional de Sernapesca, destaca que “lo más importante es que la Asociación recibe la titularidad del terreno y eso les permite ampliar sus actividades. Esta es una caleta dedicada sobre todo a la extracción de algas, pero esto les permitirá diversificar su actividad productiva”.

Además, este hito es aún más importante para la provincia de Limarí y la comuna de Ovalle, pues La Cebada es la primera caleta del territorio que accede a este Convenio de Uso y, además, pertenece a un sector netamente rural.

El alcalde de Ovalle, Jonathan Acuña, destacó que “por muchos años, nuestras caletas se han sentido desamparadas. Ovalle cuenta con ocho caletas y, con este hito, se marca un precedente muy importante, al ver a estas unidades productivas como un polo económico relevante. Como municipio nos comprometemos a seguir avanzando en apoyos para ellas”.

Con la firma del convenio de uso de Caleta La Cebada, cinco de las 34 caletas de la región ya cuentan con la titularidad del uso de sus terrenos, mientras que otras 28 ya están en diversas etapas de la tramitación de este permiso.