Definen nuevas medidas para fortalecer la seguridad en las comunas de La Serena, Coquimbo y Ovalle

  • Como parte de la política del Gobierno del Presidente Gabriel Boric, el Delegado Presidencial Regional Rubén Quezada, dio a conocer los tres programas que guiarán la acción para la prevención y lucha contra los delitos, entre ellos “Calles Sin Violencia”.

 

El Gobierno ha instruido redoblar los esfuerzos y generar mayor unidad y coordinación para enfrentar la realidad de la delincuencia, el narcotráfico y la posesión de armas.

 

De esto se desprende una serie de acciones que se implementarán en el país como parte de una política mayor que incluye tanto una agenda legislativa y tres programas de reforzamiento de la seguridad: el programa Más Seguridad, Más Comunidad; Estado Presente y Calle Sin Violencias.

 

Precisamente, sobre esta última iniciativa, el Delegado Presidencial Regional, Rubén Quezada, abordó detalles con los alcaldes de La Serena, Coquimbo y Ovalle, comunas que inicialmente forman parte de la estrategia.

 

“Debemos fortalecer nuestra capacidad de prevención, de respuesta y coordinación de las instituciones del Estado.  Este plan pretende abordar y enfrentar los delitos violentos y los homicidios, entre todos diseñaremos una estrategia de intervención específica en cada territorio en base a un trabajo coordinado que permita que con Carabineros, los municipios, la PDI y el Ministerio Público podamos actuar coordinadamente”, indicó el Delegado Quezada.

 

Este plan, añadió, involucra estas tres comunas porque entre ellas se concentra el 80% de los delitos violentos y la mayor cantidad de población a nivel regional.

 

Serán cuatro líneas de acción, una de persecución penal, para tener mejores resultados en esas comunas en perseguir los delitos más violentos. Al respecto, el Fiscal Regional Adrián Vega sostuvo que “la preocupación son los homicidios y en estas tres comunas identificaremos fiscales preferentes para la investigación y acreditación de delitos (…) A través de Carabineros y la PDI, con equipos especializados, esperamos hacer una bajada concreta de investigaciones más eficientes y estos delitos graves puedan ser perseguidos”.

 

Una segunda arista es la presencia policial, que se traduce en rondas de patrullajes, fiscalización de armamentos, puntos de control para identificar personas con compromiso delictual, órdenes pendientes.

 

El Jefe de la IV Zona de Carabineros, General Juan Muñoz, acotó que “estaremos permanentemente colaborando, haremos controles focalizados y dinámicos para saber en qué lugar están ocurriendo delitos y, a raíz de eso, realizar controles vehiculares para sorprender gente que está con órdenes pendientes y recuperar armas de fuego”.

 

Por su parte, el Prefecto Inspector, José Carrasco, Jefe Regional de la PDI, puntualizó que “detectives especializados se sumarán a los esfuerzos investigativos que estamos llevando a cabo para construir las pruebas y entregar al Ministerio Público todos los insumos para la persecución penal”.

 

El tercer eje es de  fiscalización donde tendrán protagonismo los municipios con su apoyo a las tareas de control y una cuarta dimensión que es preventiva y de mejoramiento de espacios públicos.

 

Para las comunas involucradas, “el Gobierno ha tenido una lectura muy clara de la situación de Ovalle, La Serena y Coquimbo. Tener la oportunidad de reforzar el trabajo ya hecho, nos va a permitir tener un mejor resultado”, indicó Alí Manouchehri, Alcalde de Coquimbo

 

Mientras que Jonathan Acuña, Alcalde de Ovalle, valoró que “el Delegado nos involucre y nos hagamos cargo de esta situación compleja. Elevar un plan de este tipo nos obliga a trabajar de manera conjunta, generando alianzas y sobre todo que en nuestra comuna hemos liderado los homicidios a nivel regional”.

 

De igual manera, el Alcalde de La Serena Roberto Jacob, remarcó que “nosotros estaremos con todo lo necesario para cooperar con este plan para que tenga éxito. Al fin estamos viendo acciones directas y claras en beneficio de la gente que sufre por la delincuencia”.

 

Los otros programas._

 

Plan Estado Presente:

Considera a 120 comunas priorizadas a través del Índice de Vulnerabilidad Socio Delictual, con el objetivo de intensificar la presencia del Estado, a través de un trabajo focalizado y prevenir la ocurrencia de delitos y aumentar la seguridad.

 

Todas esas comunas recibirán financiamiento permanente para desarrollar proyectos de prevención de delitos por, al menos, tres años por medio del Sistema Nacional de Seguridad Municipal.

 

En estas comunas se fortalecerán los programas Lazos, Somos Barrio y Somos Barrio Comercial. Además, se coordinarán patrullajes y fiscalizaciones preventivas sobre vehículos y órdenes de detenciones vigentes.

 

Más Seguridad, Más Comunidad:

Busca agilizar el financiamiento del programa Más Seguridad, Más Comunidad que viene de 2022, iniciado en octubre, con el objetivo de lograr cobertura universal. Para esto, se requiere una inversión de aproximadamente $20.000 millones más.

 

Trabajará de manera focalizada, caracterizando la inversión PMU – SUBDERE alineada con plan “Calle Sin Violencia”, especialmente en proyectos de construcción o recuperación de espacios públicos, reforzamiento de áreas verdes, zonas recreativas e instalaciones deportivas.