PDI desarticuló organización criminal con alto poder de fuego que producía y comercializaba cannabis en Punitaqui y Ovalle

  • Más de una tonelada de cannabis a granel y en proceso de secado, incautaron los detectives de la Brigada Antinarcóticos y Contra el Crimen Organizado La Serena en la Operación San Pedro.

 

Armas de fuego con mira telescópica para disparar desde larga distancia, contra las bandas rivales o la acción policial, son parte del armamento que incautaron los detectives al intervenir 14 propiedades, en la localidad rural San Pedro de Quiles, al interior de Punitaqui y Ovalle.

La PDI vuelve a investigar esta zona, en conjunto con la fiscalía local de Ovalle. En 6 meses de trabajo reunieron las pruebas y evidencias para desarticular esta nueva Organización Criminal que operaba en este alejado sector de la precordillera de la provincia de Limarí.

“El trabajo de análisis criminal e inteligencia policial dio resultados en contra del Crimen Organizado, con un alto poder de fuego. Diversos equipos de la PDI se desplegaron para incautar armamento, más de 1.500 proyectiles de diverso calibre, más de una tonelada de cannabis a granel, en proceso de secado y lista para su venta y distribución que mantenían envueltas y ocultas, al interior de los predios”, señaló el Prefecto Guillermo Gálvez, jefe de la Prefectura Antinarcóticos y Contra el Crimen Organizado Centro.

6 hombres y 2 mujeres, de nacionalidad chilena, mayores de edad, fueron detenidos en la Operación San Pedro durante este fin de semana y fueron puestos a disposición del Juzgado de Garantía de Ovalle en la jornada de este lunes.

“3 de los principales blancos investigados, quedaron en prisión preventiva y el resto con la medida cautelar de arresto domiciliario total. En un trabajo colaborativo, logramos establecer la forma de operar que tenía esta Organización Criminal, su logística, con una cantidad importante de equipos portátiles y un sistema de comunicación radial, contaban con un alto poder de fuego y recursos significativos para poder cultivar, cosechar y traficar importantes cantidades de droga. Es una señal importante para la comunidad”, declaró Carlos Jiménez, Fiscal Jefe de Ovalle.

Evidencias que fueron exhibidas al Delegado Presidencial Regional, Rubén Quezada, quien valoró que las intervenciones policiales consideren una labor investigativa en las tres provincias y con resultados. En menos de una semana, tres procedimientos con 20 armas fuera de circulación y 19 detenidos, imputados ante los tribunales.

“ Toda nuestra región se puede sentir protegida. Gracias a este trabajo silente y profesional de la PDI que se desarrolló, además en Vicuña y Salamanca, se pudieron desarticular diversas bandas criminales, en un trabajo que sigue avanzando en todas las comunas. El Gobierno, Ministerio Público y la PDI están trabajando en conjunto, no solo para incautar armas y drogas, sino para que los responsables respondan judicialmente por estos delitos, que tanto daño causan a la seguridad y tranquilidad de la población”, expresó como balance el Delegado Presidencial Regional, Rubén Quezada.

Más de $6 mil millones son parte de las pérdidas de esta Organización Criminal, por la destrucción e incineración de 1.137 kilos de sumidades floridas de cannabis. Además el patrimonio que estaban generando también fue incautado en la Operación San Pedro de la PDI, seis vehículos, una motocicleta y $7 millones, en dinero en efectivo, entre otras especies de interés criminalístico.