Miden calidad de cielos nocturnos para evaluar nueva norma lumínica

  • La aplicación de la normativa actualizada se extenderá a todo el territorio nacional y tendrá una aplicación diferenciada a las fuentes emisoras según su ubicación.

Diversas mediciones nocturnas de la contaminación lumínica se realizaron el reciente fin de semana, en lugares de Vicuña, valle del Elqui, observatorios y alrededores, con la finalidad de evaluar “un dispositivo y metodología para la medición de la calidad del cielo nocturno en términos de brillo y espectro”. Todo lo cual forma parte de un proyecto FONDEF adjudicado a la Pontificia Universidad Católica de Valparaíso (PUCV) el año 2022.

Esta importante investigación desarrollada conjuntamente con el Ministerio del Medio Ambiente, se dio a conocer como parte de las actividades de la semana internacional de los Cielos Oscuros, iniciativa impulsada por la Asociación Internacional para los Cielos Oscuros (https://idsw.darksky.org), con el propósito de fortalecer la Protección del Cielo Nocturno para la Observación Astronómica en Chile.

Sebastian Fingerhuth, profesor de la Escuela de Ingeniería Eléctrica de la PUCV explicó que “en este proyecto de investigación que dura dos años, nosotros estamos desarrollando sensores que permitan medir este brillo, que técnicamente es bajo, sobre todo en las zonas del norte del país, donde hay una normativa especial, por ende, es poco el brillo que hay en el cielo por las luces de las ciudades.” Además, agregó que realizó mediciones junto al astrónomo de la Universidad de Antofagasta, Juan Pablo Colque.

 

Protegiendo el Patrimonio de los Cielos Oscuros

En Chile desde el año 1998, la contaminación lumínica generada por el alumbrado de calles, plazas, recintos deportivos, industria, publicidad exterior, ornamental y decorativa posee una regulación ambiental denominada la “Norma de Emisión para la Regulación de la Contaminación Lumínica”, comúnmente llamada “Norma Lumínica”.

A raíz del aumento de la contaminación lumínica y los nuevos impactos observados en los últimos años sobre la salud de las personas y la biodiversidad, el año 2019 se inició una revisión de la norma lumínica, proceso que terminó en diciembre de 2021 con la aprobación del nuevo texto por el Consejo de Ministros para la Sustentabilidad.

Según lo manifestado por Felipe Loaiza profesional del Departamento de Ruidos, Lumínica y Olores del Ministerio del Medio Ambiente, “la tramitación de la Norma Lumínica incorpora, dentro de sus objetivos la protección de la astronomía, la biodiversidad y la salud de las personas. Esta normativa pronto será publicada y podremos tener un nuevo instrumento actualizado para hacer frente a los problemas de la contaminación lumínica que hoy nos afecta.”

Dentro de las principales modificaciones a la norma vigente se encuentran: el ámbito de aplicación territorial de la norma se extiende a todo el país; se restringe la emisión de luz azul (espectro de emisión) desde el 15% actual a un 7% para todo el territorio nacional y se fortalece el control preventivo con la incorporación del control de la comercialización de luminarias, por parte de la Superintendencia de Electricidad y Combustibles (SEC) del Ministerio de Energía.

 

Al respecto Leonardo Gros indicó que “para nosotros como SEREMI del Medio Ambiente es muy relevante este involucramiento del mundo académico y la investigación en este tipo de temas, dado que nos permite contar con nuevos insumos para conocer y evaluar cuál es la situación real de contaminación lumínica que tenemos y poder implementar políticas públicas pertinentes para solucionar esa problemática.”