Inauguran remozada sección femenina emplazada en Centro de Detención Preventiva de Illapel

 

  • El mejoramiento permitirá entregar condiciones de dignidad a las mujeres privadas de libertad, favoreciendo los procesos de intervención para su reinserción social.

 

Con la ampliación de la sección femenina para una capacidad de 23 mujeres, la habilitación de una habitación especial destinada a uso materno infantil y espacios complementarios se dio por concluidas las obras de mejoramiento de la sección femenina del Centro de Detención Preventiva (CDP) de Illapel, que permitirán mejorar las condiciones carcelarias a las mujeres privadas de libertad del lugar, favoreciendo los procesos de intervención para su reinserción social.

Durante la entrega estuvo presente el ministro de Justicia y Derechos Humanos, Luis Cordero, acompañado del director Nacional de Gendarmería, Sebastián Urra, la delegada presidencial provincial de Choapa, Nataly Carvajal y el gabinete de Justicia de la región de Coquimbo, encabezado por el Seremi Rubén García.

Dentro de las prioridades establecidas por el Ministerio de Justicia y Derechos Humanos en materia penitenciaria, está el Plan de Condiciones Carcelarias de Mujeres 2023 – 2025, en esa línea Cordero comentó al respecto que, “en el caso de la población femenina, existe una política focalizada en el mejoramiento de las condiciones de las mujeres privadas de libertad, por las características que esta población tiene, por los efectos que tiene en sus entornos familiares y también porque los recintos penitenciarios reciben a sus hijos hasta los 2 años de edad. Por lo tanto, tener condiciones de habitabilidad, de dignidad al interior de un establecimiento penal es una condición de derecho humano fundamental”, indicó el ministro de Justicia y Derechos Humanos.

 

El proyecto tuvo un costo de $45 millones y consistió en el desarrollo de obras menores, como reparaciones y reposiciones del tipo sanitarias, instalaciones eléctricas; cambio de pavimentos; mejoramiento de ventilación del recinto; habilitación de pieza materno infantil y espacios complementarios idóneos para este tipo de secciones.

 

Por otro lado, Sebastián Urra, dio cuenta de las diferencias que existen actualmente gracias a estas obras de mejora, “anteriormente la segregación se establecía en un solo dormitorio, que había para todas las mujeres que llegaban al lugar, tanto imputadas como condenadas. En la actualidad, las condenadas se ubican en el anterior sector, manteniendo así la segregación para las imputadas de acuerdo también a la condición que lo determine este caso la justicia y la segregación que ya dijo en relación a si alguna de las mujeres o algunas de las mujeres está embarazada o con niños lactantes hasta dos años que es lo que permite Gendarmería”.

Durante la entrega, Cintia Álvarez, mujer privada de libertad en el CDP Illapel, comentó que se encuentran muy contenta con las mejoras, “estoy muy contenta por lo que se ha hecho aquí, por la restauración, estoy muy contenta porque al final esto es para nosotras y esta cárcel es de muy buena conducta, es súper tranquila, así que estamos muy felices por eso… es una dignidad como persona, así que ahora nos sentimos muy bien. Muy bien, todas mis compañeras. Yo represento a todas mis compañeras de la sección femenina. Así que estamos todas muy contentas. Les damos muchas gracias por el logro que se hizo ahora”, indicó la mujer condenada a tres años.

 

Finalmente, la DPP agregó que, “este es un hito bastante importante porque mejora las condiciones de habitabilidad de las internas de este recinto penitenciario, ampliando en una superficie superior a los 60 metros cuadrados sus espacios, pudiendo incluir también una sala materna infantil, lo que mejora la calidad de estadía dentro de este centro penitenciario” señaló Nataly Carvajal.

 

En estos momentos la sección, cuenta con 16 mujeres privadas de libertad, de ellas 5 están condenadas y 11 están imputadas.